Gerardo Gamboa: “Venezuela debe entrar al mundo de las concesiones”

“Sin infraestructura, no hay desarrollo”. Así lo aseguró el ingeniero Gerardo Orlando Gamboa Peñaloza, docente universitario y presidente de la Cámara de la Construcción en el Estado Táchira, quien fungió como orador de orden de la sesión solemne del Concejo Municipal de San Cristóbal, para celebrar el “Día del Ingeniero”, el 156 aniversario de la fundación del Colegio de Ingenieros de Venezuela y los 67 años de la creación del Centro de Ingenieros en el Estado Táchira (CIET).

Esta sesión solemne, organizada por la Comisión de Educación y Cultura del Concejo Municipal que preside el concejal Eduardo Delgado, a solicitud del CIET, se celebró este viernes, a partir las 11:00 de la mañana en la sede del Centro de Ingenieros-siendo precedida por una misa de acción de gracias-, y contó con la presencia de los concejales Jesús Salcedo (presidente encargado), Gerardo Rincón, Yosmar González, Floranlli Márquez y Neida Ocariz, acompañados por la presidenta del CIET, Cecilia de Roche, y parte de la Junta Directiva, así como el ingeniero José Contreras por la Contraloría Municipal, el cronista de la ciudad de San Cristóbal, doctor Luis Hernández Contreras, y el vicepresidente de Fedecámaras Táchira, Pietro Ceniccola.

“Entrar al mundo de las concesiones”

En su discurso de orden sobre la ingeniería en Venezuela y su situación actual, Gamboa presentó incluso cifras de un estudio impulsado desde la Cámara Venezolana de la Construcción en el marco del Plan Nacional de Infraestructura, mostrando el decreciendo que ha sufrido el país desde el 2006 dentro de los siete pilares fundamentales de la infraestructura: vialidad y transporte, infraestructura ferroviaria, infraestructura portuaria, infraestructura aérea, energía y gas, infraestructura estatal y telecomunicaciones.

El presidente de la Cámara de la Construcción en el estado Táchira aseveró que el único pie de tranca en la actual situación financiera nacional para modernizar nuestra infraestructura y adecuarnos a los nuevos estándares internacionales, es precisamente los recursos, pero que estos es posible conseguirlos “entrando al mundo de la concesiones” y que el Estado se vuelva garantía para la inversión de las asociaciones público-privadas con organismos multilaterales a semejanza de la Corporación Andina de Fomento, que dinamicen nuestra economía, aumenten la productividad y generen empleos para el cúmulo de profesiones que hoy se encuentran desempleados y apoyando incluso la producción en otros países.

Agregó que entendiendo a la ingeniería como la base de apoyo para todos los procesos de desarrollo, es necesario dignificar a los ingenieros como actores principales en este proceso, con ingresos competitivos equivalentes a su capacidad que es igual o mejor a muchos países del primer mundo.

—Estamos seguros de que la recuperación del país se va a dar bajo el marco de la recuperación de su infraestructura, y de ello depende la generación de una cantidad importante de empleos, entendiendo que en la actualidad muchos profesionales se encuentran desempleados o subempleados, ganando incluso por debajo del salario mínimo—, destacó.

“Somos guardianes públicos”

De igual manera, la presidenta del CIET, Cecilia de Roche, expresó su regocijo por este solemne que enaltece al gremio de ingenieros, arquitectos y profesiones afines, a quienes les aseguró: “es un momento en el cual todos debemos tener esperanza. Somos el gremio más antiguo de este país y el único, que por ley, somos asesores del Estado y guardianes públicos por eso los invito a que cumplamos el rol que nos corresponde para crear un mejor futuro en Venezuela”.

Las actividades por el Día Nacional del Ingeniero culminaron con la entrega de las condecoraciones a 50 agremiados con 25, 50, 60, 62 y 64 años de ejercicio profesional, y la imposición de la orden Vicente Lecuna en su primera clase al ingeniero Capino Méndez, quien arribó a 67 años de ejercicio profesional.

“Un gran reto”

Finalmente, el presidente del Concejo Municipal encargado, concejal Jesús Salcedo, dijo que como ingeniero mecánico, egresado de la Universidad Nacional Experimental del Táchira, sabe que “hacer ingeniería en este momento en el país es un gran reto: No hay ningún tipo de respeto para los profesionales, la maquinaria y los materiales están sumamente costosos, la construcción ni se diga”.

Sin embargo, agregó que no es necesario irse para saber que Venezuela “es un país de oportunidades y es necesaria la visión en medio de la crisis, y así es que vamos a conocer los grandes ingenieros de este país, que tiene los cimientos para levantar las grandes torres del futuro venezolano, donde entren todos los hombres y mujeres de buena voluntad”. “Sin infraestructura, no hay desarrollo”. Así  lo aseguró el ingeniero Gerardo Orlando Gamboa Peñaloza, docente universitario y presidente de la Cámara de la Construcción en el Estado Táchira, quien fungió como orador de orden de la sesión solemne del Concejo Municipal de San Cristóbal, para celebrar el “Día del Ingeniero”, el 156 aniversario de la fundación del Colegio de Ingenieros de Venezuela y los 67 años de la creación del Centro de Ingenieros en el Estado Táchira (CIET).

Esta sesión solemne, organizada por la Comisión de Educación y Cultura del Concejo Municipal que preside el concejal Eduardo Delgado, a solicitud del CIET, se celebró este viernes, a partir las 11:00 de la mañana en la sede del Centro de Ingenieros-siendo precedida por una misa de acción de gracias-, y contó con la presencia de los concejales Jesús Salcedo (presidente encargado), Gerardo Rincón, Yosmar González, Floranlli Márquez y Neida Ocariz, acompañados por la presidenta del CIET, Cecilia de Roche, y parte de la Junta Directiva, así como el ingeniero José Contreras por la Contraloría Municipal, el cronista de la ciudad de San Cristóbal, doctor Luis Hernández Contreras, y el vicepresidente de Fedecámaras Táchira, Pietro Ceniccola.

“Entrar al mundo de las concesiones”

En su discurso de orden sobre la ingeniería en Venezuela y su situación actual, Gamboa presentó incluso cifras de un estudio impulsado desde la Cámara Venezolana de la Construcción en el marco del Plan Nacional de Infraestructura, mostrando el decreciendo que ha sufrido el país desde el 2006 dentro de los siete pilares fundamentales de la infraestructura: vialidad y transporte, infraestructura ferroviaria, infraestructura portuaria, infraestructura aérea, energía y gas, infraestructura estatal y telecomunicaciones.

El presidente de la Cámara de la Construcción en el estado Táchira aseveró que el único pie de tranca en la actual situación financiera nacional para modernizar nuestra infraestructura y adecuarnos a los nuevos estándares internacionales, es precisamente los recursos, pero que estos es posible conseguirlos “entrando al mundo de la concesiones” y que el Estado se vuelva garantía para la inversión de las asociaciones público-privadas con organismos multilaterales a semejanza de la Corporación Andina de Fomento, que dinamicen nuestra economía, aumenten la productividad y generen empleos para el cúmulo de profesiones que hoy se encuentran desempleados y apoyando incluso la producción en otros países.

Agregó que entendiendo a la ingeniería como la base de apoyo para todos los procesos de desarrollo, es necesario dignificar a los ingenieros como actores principales en este proceso, con ingresos competitivos equivalentes a su capacidad que es igual o mejor a muchos países del primer mundo.

—Estamos seguros de que la recuperación del país se va a dar bajo el marco de la recuperación de su infraestructura, y de ello depende la generación de una cantidad importante de empleos, entendiendo que en la actualidad muchos profesionales se encuentran desempleados o subempleados, ganando incluso por debajo del salario mínimo—, destacó.

“Somos guardianes públicos”

De igual manera, la presidenta del CIET, Cecilia de Roche, expresó su regocijo por este solemne que enaltece al gremio de ingenieros, arquitectos y profesiones afines, a quienes les aseguró: “es un momento en el cual todos debemos tener esperanza. Somos el gremio más antiguo de este país y el único, que por ley, somos asesores del Estado y guardianes públicos por eso los invito a que cumplamos el rol que nos corresponde para crear un mejor futuro en Venezuela”.

Las actividades por el Día Nacional del Ingeniero culminaron con la entrega de las condecoraciones a 50 agremiados con 25, 50, 60, 62 y 64 años de ejercicio profesional, y la imposición de la orden Vicente Lecuna  en su primera clase al ingeniero Capino Méndez, quien arribó a 67 años de ejercicio profesional.

“Un gran reto”

Finalmente, el presidente del Concejo Municipal encargado,  concejal Jesús Salcedo, dijo que como ingeniero mecánico, egresado de la Universidad Nacional Experimental del Táchira, sabe que “hacer ingeniería en este momento en el país es un gran reto: No hay ningún tipo de respeto para los profesionales, la maquinaria y los materiales están sumamente costosos, la construcción ni se diga”.

Sin embargo, agregó que no es necesario irse para saber que Venezuela  “es un país de oportunidades y es necesaria la visión en medio de la crisis, y así es que vamos a conocer los grandes ingenieros de este país, que tiene los cimientos para levantar las grandes torres del futuro venezolano, donde entren todos los hombres y mujeres de buena voluntad”.“Sin infraestructura, no hay desarrollo”. Así lo aseguró el ingeniero Gerardo Orlando Gamboa Peñaloza, docente universitario y presidente de la Cámara de la Construcción en el Estado Táchira, quien fungió como orador de orden de la sesión solemne del Concejo Municipal de San Cristóbal, para celebrar el “Día del Ingeniero”, el 156 aniversario de la fundación del Colegio de Ingenieros de Venezuela y los 67 años de la creación del Centro de Ingenieros en el Estado Táchira (CIET).

Esta sesión solemne, organizada por la Comisión de Educación y Cultura del Concejo Municipal que preside el concejal Eduardo Delgado, a solicitud del CIET, se celebró este viernes, a partir las 11:00 de la mañana en la sede del Centro de Ingenieros-siendo precedida por una misa de acción de gracias-, y contó con la presencia de los concejales Jesús Salcedo (presidente encargado), Gerardo Rincón, Yosmar González, Floranlli Márquez y Neida Ocariz, acompañados por la presidenta del CIET, Cecilia de Roche, y parte de la Junta Directiva, así como el ingeniero José Contreras por la Contraloría Municipal, el cronista de la ciudad de San Cristóbal, doctor Luis Hernández Contreras, y el vicepresidente de Fedecámaras Táchira, Pietro Ceniccola.

“Entrar al mundo de las concesiones”

En su discurso de orden sobre la ingeniería en Venezuela y su situación actual, Gamboa presentó incluso cifras de un estudio impulsado desde la Cámara Venezolana de la Construcción en el marco del Plan Nacional de Infraestructura, mostrando el decreciendo que ha sufrido el país desde el 2006 dentro de los siete pilares fundamentales de la infraestructura: vialidad y transporte, infraestructura ferroviaria, infraestructura portuaria, infraestructura aérea, energía y gas, infraestructura estatal y telecomunicaciones.

El presidente de la Cámara de la Construcción en el estado Táchira aseveró que el único pie de tranca en la actual situación financiera nacional para modernizar nuestra infraestructura y adecuarnos a los nuevos estándares internacionales, es precisamente los recursos, pero que estos es posible conseguirlos “entrando al mundo de la concesiones” y que el Estado se vuelva garantía para la inversión de las asociaciones público-privadas con organismos multilaterales a semejanza de la Corporación Andina de Fomento, que dinamicen nuestra economía, aumenten la productividad y generen empleos para el cúmulo de profesiones que hoy se encuentran desempleados y apoyando incluso la producción en otros países.

Agregó que entendiendo a la ingeniería como la base de apoyo para todos los procesos de desarrollo, es necesario dignificar a los ingenieros como actores principales en este proceso, con ingresos competitivos equivalentes a su capacidad que es igual o mejor a muchos países del primer mundo.

—Estamos seguros de que la recuperación del país se va a dar bajo el marco de la recuperación de su infraestructura, y de ello depende la generación de una cantidad importante de empleos, entendiendo que en la actualidad muchos profesionales se encuentran desempleados o subempleados, ganando incluso por debajo del salario mínimo—, destacó.

“Somos guardianes públicos”

De igual manera, la presidenta del CIET, Cecilia de Roche, expresó su regocijo por este solemne que enaltece al gremio de ingenieros, arquitectos y profesiones afines, a quienes les aseguró: “es un momento en el cual todos debemos tener esperanza. Somos el gremio más antiguo de este país y el único, que por ley, somos asesores del Estado y guardianes públicos por eso los invito a que cumplamos el rol que nos corresponde para crear un mejor futuro en Venezuela”.

Las actividades por el Día Nacional del Ingeniero culminaron con la entrega de las condecoraciones a 50 agremiados con 25, 50, 60, 62 y 64 años de ejercicio profesional, y la imposición de la orden Vicente Lecuna en su primera clase al ingeniero Capino Méndez, quien arribó a 67 años de ejercicio profesional.

“Un gran reto”

Finalmente, el presidente del Concejo Municipal encargado, concejal Jesús Salcedo, dijo que como ingeniero mecánico, egresado de la Universidad Nacional Experimental del Táchira, sabe que “hacer ingeniería en este momento en el país es un gran reto: No hay ningún tipo de respeto para los profesionales, la maquinaria y los materiales están sumamente costosos, la construcción ni se diga”.

Sin embargo, agregó que no es necesario irse para saber que Venezuela “es un país de oportunidades y es necesaria la visión en medio de la crisis, y así es que vamos a conocer los grandes ingenieros de este país, que tiene los cimientos para levantar las grandes torres del futuro venezolano, donde entren todos los hombres y mujeres de buena voluntad”.

30minutostachira

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *